Tomas el Dídimo – El Hermano Gemelo de Jesús


Un recorrido a través del simbolismo escondido en el arte, para develar en estos códigos, una figura poco conocida: Tomas el “Dídimo”: El Gemelo.

Analizaremos pinturas tales como: La Ultima Cena, La Virgen de las Rocas, Las Bodas de Canaán y la Anunciación, para develar que Tomas fue el Hermano Gemelo de Jesús y el impacto que eso tiene en las bases del cristianismo y su repercusión en la actualidad.

Mucho se ha hablado de Da Vinci y sus códigos a partir de la obra publicada por Dan Brown, pero esto no deja de ser un fenómeno de marketing que su única función es quitarle el brillo y la importancia a tales acontecimientos a través de la masificación de los fenómenos. Vieja estrategia utilizada por la iglesia a través de los tiempos para volver a favor lo que podría ser utilizado en su contra. Estrategia que de hecho, toma de las mismas raíces sobre las cuales fue fundada, ósea, el Imperio Romano, que utilizaba estos mismos métodos para ampliar sus fronteras. De hecho la cristiandad tomo todas las fiestas que declaro paganas, y tan solo les cambio el nombre para que la gente que ya adoraba esos ritos, ahora los siga adorando pero ya con otro nombre, es así que la fiesta del Sol Invictus (Una de las Celebraciones más importantes de la “antigüedad”) pasó a ser la navidad. Y esa misma estrategia la utilizo siglos después cuando se conquisto América, en donde por cada lugar de culto de Mayas, Aztecas e Incas, simplemente construyo una iglesia, con el mismo objetivo, que en donde ya se adoraba algo, se continúe esa adoración pero ahora bajo otro símbolo.

Siguiendo esta misma línea, actualmente lo vemos reflejado en las misas católicas, en donde ya no se diferencia si es evangélica, cristiana o que, ya que el modo de hacer la misa (rígido y ortodoxo) se cambio por ese ambiente de fiesta de las otras ramas cristianas, pero no olvidemos que 10 años atrás, eso mismo que hoy celebran en las misas católicas, lo signaban de demoníaco y pagano, pero claro, los fieles se iban a esos cultos paganos y demoníacos, por lo tanto, para captar nuevamente “clientes” era hora de modificar los ritos, sin importar lo sagrado que hasta el día anterior fueran. Y si hablamos de sagrados intocables, el premio mayor se lo lleva sin dudas las Biblia. Si tan solo nos tomamos el trabajo de leer una Biblia actual y compararla sucesivamente con una de hace 10 años, 30 años, 50 años, 100 años, etc., veremos como la palabra de dios, intocable e inmaculada, mágicamente ha cambiado a prácticamente los opuestos. Lo que ayer era pagano hoy es sagrado, claro siempre con el mismo objetivo de preservar la clientela, porque ante todo, a la iglesia lo que le interesa es el poder, y para eso necesita gente, súbditos o esclavos como gusten tildarlos.
Es por esto y retomando con el inicio del texto, que hablamos del fenómeno de la masificación como arma, ya que cuando algo es tan común y tan masivo pierde su magia y parece que siempre fue así.
Que podemos imaginar de una religión que supuestamente guía a los hombres, cuando hace 500 años quemaba a los herejes y casi queman a Galileo y Copérnico por decir que la tierra no era el centro del Sistema Solar, y que en el año 2000, Juan Pablo II salió a pedir disculpas de esto, ósea, tardaron 500 años para darse cuenta de sus errores? Tardaron 500 años para darse cuenta de que el sol es el centro de este Sistema Solar? Y siguiendo esta línea, quien dice que dentro de quinientos años salgan a pedir disculpas de alguna de las creencias actuales? (Claro si aun existe la religión tal cual la conocemos hoy en día).
Acostumbrados a los preconceptos que desde pequeños nos intentan imponer como un velo que ciega nuestra mente, vemos lo que nos dijeron que teníamos que ver, oímos lo que nos dijeron que teníamos que oír, y así sucesivamente con cada uno de nuestros sentidos que están enfocados y embotados a lo que nos dijeron.
Es por esto que si nos tómanos el trabajo de leer la Bibliasin preconceptos, leeremos un libro totalmente nuevo, encontraremos frases, símbolos y significados que siempre estuvieron ahí, éramos nosotros lo que no estábamos para detectarlo.
Toda esta introducción es para llegar al punto clave de por qué la utilización de los códigos y sobre todo, porque el código del código. Justamente para encontrar un camino alterno que no caiga en todos estos mecanismo de control por parte de la iglesia. Los hechos siempre estuvieron presentes a nuestra vista, y cuando hablo de vista lo hago por que tomaremos un ejemplo de estos códigos a través del arte, y en particular de algunas de las pinturas de Da Vinci, para encontrarnos con hechos que pasaron inadvertidos anteriormente, claro está que tenemos que entender que cuestionarnos requiere un nivel de energía y de habilidad que es mucho mayor y mas incomodo que el de estar viviendo en el sueño de siempre, de eso también se aprovechan todos los mecanismos de control.
Iniciemos este pequeño viaje por algunas de las pinturas de Da Vinci, con una en particular que aun no ha sido analizada en profundidad y por lo tanto, no se han descubierto todos sus secretos, me refiero a que cuando investigamos, si nos conformamos con lo mínimo, y no nos exigimos, es lo mismo que nada.
La pintura en cuestión es “La virgen de las Rocas”, y en esta pintura se verá algo en particular que es tan obvio que por eso mismo pasa desapercibido. Tal cual se ve en estas imágenes, lo que se analiza es la posición de las manos, los ojos, la perspectiva, pero nadie cae en cuenta de que hay dos niños y quiénes son esos niños.
Si caemos en el prejuicio de suponer que son Jesús y Juan, caemos en la trampa de lo que nos dijeron teníamos que ver y se acabo todo análisis. Estos mismos niños los encontramos en otras pinturas de la época, ósea que hay más material de donde cortar tela, pera esa tarea ya es para quien guste profundizar este análisis.
Qué tal si para analizar este hecho mencionado de los dos niños y quiénes son, tomamos algunos escritos del nuevo testamento. Mucho se hablo del discípulo amado y casi no quedan dudas de que se hace referencia a Maria Magdalena, pero que hay del discípulo llamado Tomas el “Dídimo”? el mejor sistema para descubrir algo es como dijimos no presuponer, y no presuponer implica ir a la fuente, y la fuente de las palabras es la etimología, y etimológicamente “Dídimo” viene del griego, y quiere decir “Mellizo”, entonces Tomas era Tomas el Mellizo, pero entonces, la pregunta que se instala, el Mellizo de quien? Qué tal si este cuadro es la punta del ovillo que nos señala de quien era el Mellizo y que tal si nos permitimos seguir la línea de que era el Hermano Mellizo de Jesús. Por algo esta pintura de Leonardo fue casi ignorada, algo nos debe querer mostrar el autor, que sabido es que no pintaba por pintar.
Y para reforzar este hecho, quien fue justamente el discípulo que no creyó en la muerte de Jesús? … Tomas.

Preguntémonos ahora, por que la iglesia, al igual que quiere mantener oculto que Jesús estuvo casado con Maria Magdalena y que tubo al menos un hijo con ella, quiere ocultar que Jesús tuvo un hermano y para mayores, Mellizo.

Del mismo modo que si tuviera hijos serian los verdaderos herederos de su linaje y ya no la iglesia seria el representante de Jesús en la tierra, que tal si al tener un hermano mellizo Jesús no murió en la cruz, o lo que es mas, quien vio a Jesús después de muerto, en realidad vio a su hermano Mellizo? Esto implicaría que no resucito y a su vez entonces, todos los cimientos de la cristiandad quedarían sepultados.

Qué tal si la verdadera historia es que, para resumir, Jesús era un revolucionario político que tan solo quería liberar a los judíos de los romanos, ósea, un Che Guevara de su época, y la crucifixión no fue más que la “Cruz Y Ficción”. Qué tal si Jesús lo que necesitaba era escapar de los romanos para seguir con sus planes y la mejor manera era montar un espectáculo de su muerte para que lo den por muerto. Que tal entonces si Jesús no murió como se nos hizo creer y en realidad escapo junto a Maria Magdalena y su hijo a otras tierras.

Qué casualidad que el soldado romano que le clavo la lanza estando en la cruz, era justamente aquel que según la Biblia, salvo a su hija, ósea eran conocidos, amigos. Qué tal si estaban confabulados.

Preguntas que habilitan respuestas para aquel que las quiera encontrar.

Si tan solo el leer esta nota nos permite imaginarnos que hay otra historia posible, el objetivo de este escrito está cumpliendo con su cometido.

Si a partir de leer estas palabras en nuestra mente se instala la duda de la creencia presupuesta y se habilita el camino hacia estos nuevos senderos intransitados, en donde Jesús planeo su propia muerte para liberarse, entonces si estaremos quitándonos el velo que nos cubría.

Hay muchos más elementos en los que apoyar este texto, para ejemplificar, leamos la Biblia y veamos cuantas veces habla de “Jesús y sus Hermanos” y si creemos que son hermanos espirituales es porque eso nos quieren hacen creer ya que en esa época no existía el concepto simbólico de “hermanos espirituales” el hermano era el hermano de sangre y punto. Luego históricamente, sabemos que para los judíos tener muchos hijos era sagrado, era parte de su creencias, entonces es difícil suponer que Jesús era hermano único, o que Jesús no tuvo hijos.

La inquietud está planteada, la duda instalada, es tiempo ahora de que quien sienta que en esta nota encontró las piezas del rompecabezas que necesitaba, tome por si mismo la investigación y la continúe.

Ahora, y cambiando de tema pero no de paradigma, les expongo algunas otras pinturas para que observen los mensajes ocultos en ellas, tomando otro hecho que es escrito y detallado en la Biblia pero negado a nuestra comprensión por creencias, me refiero a las “Bodas de Canaán” que no es más que la boda del propio Jesús con Maria Magdalena, y para afirmar tal acontecimiento observemos el papel de anfitrión que describe el pasaje bíblico que tuvo Jesús, y si él era el anfitrión es porque él era quien se casaba.

Y aquí en esta pintura vemos a Jesús y a Maria Magdalena sentados en la mesa principal y en el centro, y ahí al igual que ahora, quien se sienta son los agasajados.
Las palabra, o por decirlo mejor, la imagen habla por sí sola.

Ahora verán más pinturas de Leonardo, para que ustedes obtengan sus propias conclusiones y observen otro hecho simbólico reiterativo en todas sus obras, y es el “Dedo” de los personajes siempre apuntando hacia algún otro lado, lo que fue llamado “El gesto de Juan”.

Ahora sí, la clave de todo, tómense el trabajo de descubrir que es lo común y lo diferente en cada uno de estas pinturas, y encontraran el camino a seguir en la investigación.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s