La Economía en la Nueva Era


La crisis económica mundial no es noticia, como tampoco lo es las ineficaces recetas que proponen los supuestos entendidos del tema para atravesar esa crisis, que fue generada por esas mismas medidas que pretenden seguir imponiendo y en donde lo único que logran es una pobreza cada vez mayor y un agotamiento de los recursos.

Lo que sí es noticia es ver este tema desde la Enseñanza que las Culturas Iniciáticas nos han legado, culturas que mientras aplicaron esta Enseñanza, nunca atravesaron una crisis, en ninguno de lo que nosotros llamamos ámbito, inclusive en el económico.

Para abrir el tema y comprenderlo, entendamos los siguientes conceptos:
La Enseñanza de las Culturas Iniciáticas entiende y propone un entendimiento global del individuo y su entorno, por lo tanto, bajo esta visión no existen áreas separadas unas de otras sino que es un Todo.

Hoy en día se cree que si una persona tiene alguna crisis o problema en su pareja, pues este no le afecta en lo laboral o en cualquier otra “área”.

El legado de esta Sabiduría nos muestra que las “áreas” son manifestaciones de ese Todo y que cualquier problema que se manifieste en una de ellas no tardara en afectar al Todo y sus manifestaciones.

Otro lugar de referencia en donde ver la diferencia de este Cosmovisión es entre como Oriente y Occidente encaran lo cotidiano. Mientras que Occidente estudia las partes, y tenemos especialistas en el brazo derecho que no son capaces de atender el brazo izquierdo, porque según su visión es diferente; en Oriente todo es parte de un mismo libro al cual se le agregan hojas y capítulos, para ellos la misma metodología que utilizan para sembrar es la misma que utilizan para sus proyectos espaciales, su tecnología, la familia, etc.

En Occidente cada vez que surge una nueva tecnología, una nueva enseñanza, o una nueva metodología, hecha por tierra todo estudio y análisis previo que se utilizó para llegar ahí. Lo que obtenemos de eso, es un montón de cosas “nuevas” que duran hasta que sale el “último grito de la moda”, o el último “grito tecnológico”, que es la modelo de turno.

La única disciplina que aunque sus raíces son Occidentales, sigue la metodología que se aplica en Oriente, y que es legado de las Culturas Iniciáticas, es el Psicoanálisis, en donde Freud se valió de todos los escritos previos y de todas las teorías previas, para sobre eso pararse y usarlo de plataforma de lanzamiento para la práctica Psicoanalítica.
Independientemente de las deformaciones que los supuestos psicoanalistas han hecho sobre esta disciplina, el Psicoanálisis puro de Freud y Lacan sigue siendo el a tener en cuenta en el desarrollo del Psicoanálisis.

El otro concepto que hay que comprender para sobre eso, recorrer lo expuesto en este escrito, es que cada uno es el Generador de Su Propia Realidad, por lo tanto, si mi realidad económica es diferente a lo que deseo, la pregunta que surge es ¿Por qué?

Así como hemos Recorrido en Escritos anteriores, que el psiquismo genera constantemente realidad: la propia o la del otro en mí, respecto de la Economía sucede lo mismo: o Genero Mi Propia Economía, o el otro (llámese política, banco, o quien fuera, etc.) la generara.
Siguiendo esta lógica y entendiendo que mi realidad la genero a partir de la “Orden” que le doy al Universo, y esa Orden es un Resultado formulado en Palabras, entendamos entonces las Palabras que conforman este rompecabezas y analicemos “Las Leyes Ocultas de la Economía”.

Es importante entender que los nombres dados a las acciones, sustantivos, etc. forman parte “de la Historia Oculta de la Gramática” (tema que recorreremos en otro momento), pero en principio entendamos que las cosas se llaman así por algo y que no es lo mismo entonces utilizar una que otra palabra.

Es muy común confundir “Economía” y “finanzas”, intercambiándolas como si fuera lo mismo.
Según la Real Academia Española, la palabra “finanzas” alude a la Obligación que alguien asume para responder de la obligación de otra persona, y “Economía” es la Administración eficaz y razonable de los bienes y el Conjunto de bienes y actividades que integran la Riqueza de una colectividad o un individuo.

Ya por la definición manifiesta, se evidencia una gran diferencia entre ambas palabras, “finanzas” habla de una obligación respecto de otro, y “Economía” de una administración eficaz de mis Riquezas.

Mucho mayor es la brecha cuando recurrimos al Significado Oculto de las Palabras: su “Etimología”.

Etimológicamente “finanzas” proviene del castellano, que adoptó del francés una serie de voces derivadas de finanza; (financiar – financiación – financiero), todas de uso común en asuntos bancarios, bursátiles o comerciales. La palabra finance existe desde el siglo XIII y se formó sobre el verbo finer, variante de finir (terminar), que entonces significaba pagar, o sea dar por terminado un trato o por ejemplo terminar de pagar un rescate. La raíz de todas estas palabras es latina: finis = fin, término, suspensión.

Es asombroso bajo la luz etimológica comprender que lo relativo a “finanzas” habla de un “fin”, por lo tanto, es por definición imposible crecer a través de algo que refiere a fin, termino, suspensión.

Pero si de maravillarnos se trata, veamos etimológicamente el Desde Donde de la Palabra “Economía” cuyo origen data de Los Griegos que llamaban “oikos” a la casa, incluyendo todo su contenido y a su administrador “nemó”. Así se formó “okomos” que designa “Administración de la Casa”.

El elemento compositivo “nomia” (como en ideonomía y taxonomía está compuesto con la palabra “nómos” = ley), de (contar, asignar, tomar o distribuir) y el sufijo (“ia” = cualidad).

Economía es la cualidad que tiene una persona para administrar sus Riquezas a través de Leyes.

Por lo tanto, el primer punto de inflexión para entender la situación actual a nivel global, es que mientras los “supuestos entendidos” sigan promulgando acciones financieras, lo único que hacen es finiquitar a ese estado, país, individuo, etc. sobre la cual es impuesta.
Nosotros, que no somos expertos ni entendidos en la materia, al utilizar la lupa de este Saber Iniciático, podemos decir que la solución global nunca será tal, mientras sea global. Es de Uno en Uno, de Individuo en Individuo, quien tiene que Transformarse en ese “okonos” mencionado por lo griegos.

“Un problema nunca puede ser solucionado desde el mismo nivel en que fue generado”. Querer resolver el problema que la crisis Economía global genero con las mismas medidas que generaron la crisis, es imposible sin correrse del lugar desde donde se generó esa crisis, ¿qué quiere decir esto? Que mientras se reduzca a la crisis económica mundial a un problema de “falta de dinero” y de “deuda”, nunca se resolverá dado que, Economía en su etimología hace referencia a tres factores: “administrador de Riquezas”, “ley” y “cualidad”. Por lo tanto, reducir Economía solo al ámbito del dinero y de la deuda, es no entender dos cosas, uno: el problema en sí mismo y dos: Desde Donde es generado ese problema. ¿Cómo pretender solucionar un problema sin tener definido cuál es el problema?

Mientras el problema este a nivel de las ideas, las soluciones también lo estarán.

Entendamos la siguiente premisa para comprender más profundamente de que hablamos. Es muy común escuchar que se diga “que la pobreza es un estado mental”, pero es muy poco común escuchar “que la Riqueza también es un estado mental”, y cuando hablamos de Riquezas, nos referimos además de la cuestión que hace al dinero, a todo aquello que Enriquece la vida del ser humano.

Por lo tanto, cuando un ser humano se dedica a Enriquecer día a día su vida ya sea a través de Su Saber, Su Conocimiento, Sus Relaciones, Su Trabajo, y la Mayor de Sus Riquezas: Su Transformación Personal, también dará solución a su Economía.

Cuando alguien Crea Su Propia Realidad, no hay políticas, ni economías, ni poderes externos, ni personas que lo afecten.

Establecidos y fundamentados, estos dos primeros conceptos, recorramos ahora la siguiente “Ley Oculta de la Economía”, a través de una de las frases más leídas, pero poco comprendidas: “Porque al que tiene, se le dará y al que no tiene aún se le quitara lo poco que tiene”. Esta frase dicha por Jesús hace más de dos mil años muestra que conocía estas Leyes y que las utilizaba, como se ve a lo largo de los evangelios en donde nunca se hace mención de un Jesús trabajador, ni que recibiera donaciones de otros. Entonces la pregunta que surge es ¿Cómo es que Vivian Jesús y sus Discípulos, con el nivel de Lujo que es detallado en los evangelios? Para quien ponga en duda que Jesús vivía Lujosamente, que averigüe por su cuenta el costo que para esa época tenían los perfumes, las esencias, el lugar y los alimentos utilizados en la “última cena”, y lo más curioso que si bien está a la vista, por estar a la vista es que está oculto, nos referimos al armamento que portaban él y sus discípulos.

Pues la Ley que estamos describiendo a través de esta situación es la “Ley de Atracción”, en donde mostramos además que la Riqueza es un estado mental y que mientras más Enriquezco mi vida, resuelvo lo que para la mayoría es un problema: la falta de dinero.

Antes de pasar a la siguiente Ley, vamos a evidenciar el punto en donde se anclan el 90% de las personas cuando se refieren a sus problemas económicos.

Hemos dicho que el Universo responde a nuestros Comandos, a nuestras Órdenes, a nuestras Palabras, tal cual un taxista responde a un pedido de viaje.

Si subo a un taxi y le ordeno al chofer “lléveme a mi casa” creyendo que porque en mi cabeza tengo la idea y la imagen de adonde esta mi casa, el taxi me llevara, en realidad será muy difícil para el taxista dirigirse a lugar alguno.

Para llegar a donde quiero ir, tengo que dar una “Orden”, poner en Palabras eso que tengo en mi imaginación, y además, tiene que ser una “Orden” clara y directa.

De igual modo funciona el Universo, al cual si yo no pongo en Palabras el Resultado que deseo Alcanzar, pues será el Universo, el otro, quien forje mi destino, y transportado esto al tema que estamos tratando, sino le dijo al Universo que “Economía” quiero Generar en mi Vida, pues será la economía que el otro decida la que regirá en mi realidad, esa economía impuesta por la política, las medidas financieras de los supuestos entendidos, la situación de cada país en particular, etc.

Por la misma vía, y siguiendo la Ley oculta de la Economía que antes mencionamos: “Al que tenga se le dará más y al que no tenga se le quitara aun lo poco que tiene”, a menos que día a día Enriquezca mi Vida, con aquello que yo Decida la Enriquece, pues esta Ley, operando desde lo Oculto, hará que mi vida se empobrezca, o, si por el contrario, la Enriquezco día a día, bajo esta misma Operatoria, mi Vida será con Mayor Riquezas, incrementándose estas exponencialmente, también en lo que respecta al dinero.

Tal cual mencionamos antes, tanto la pobreza como la Riqueza, son estados mentales, y nada tiene que ver esto, con los bienes muebles o inmuebles que tenga la persona.
A medida que avanzamos en el Escrito, es nuestra intención cada vez más marcada, que quien Escucha lo manifestado, comprenda que cuando hablamos de Riqueza, esta palabra trasciende los bienes muebles, inmuebles y el dinero, que es por lo general, en lo que “queda” recortada, minimizada, esta terminología.

“Lo Similar atrae lo Similar”, es la Enseñanza que está detrás de esta Ley, al igual que el Principio Hermético de “Atracción”.

Si Genero Riqueza, Atraigo Riqueza. Si genero pobreza, atraeré pobreza.

Más intrínseco es el panorama, si además de Analizar lo expuesto desde la Luz de las “Leyes Ocultas de la Economía”, le sumamos lo que el Psicoanálisis le Aporta al tema: La frase por “excelencia” cuando alguien se refiere a sus problemas económicos es “tengo problemas de plata, de dinero”.

Simulemos un viaje con el mejor de los taxistas, el único que te lleva a donde le dices: El Universo.

A Donde nos llevara el taxi del Universo, si cuando le damos la Orden de A Donde ir le decimos: “que el problema es de plata, de dinero”, tal cual vemos es uno de los Comandos más comunes en lo referente al tema.

La Respuesta que el Universo me Brindara ante un “Problema de dinero” es quitar eso que manifiesto problemático, ósea… el dinero.

Rompamos los pre conceptos, las ideas, las imágenes y activemos la Escucha! Que Según Buda, es el Sentido a través del cual Alcanzar la Iluminación.

¿Es lo mismo Manifestarle al Universo que “el problema es la plata” a decir que “el problema es la falta de plata”?

La respuesta es simple, sigamos la línea de solución que cada frase conlleva:
El Universo siempre nos Brinda solución a lo que manifestamos como problema, de ahí surge “La Oración”, que como decíamos antes, está relacionada a la “Historia Oculta de la Gramática”, no por nada “Oración (del verbo orar) y Oración gramatical, se escriben igual.
Siguiendo la pauta de la Respuesta al problema manifestado, si el mensaje que le doy al Universo es que “el problema es la plata”, pues este, la solución que brindara, es quitar cada vez más la plata, el dinero de mi Universo.

Bajo la misma Lógica, si lo que manifiesto por problema es “la falta de dinero”, entonces el Universo Responderá atrayendo Dinero a Mi Universo.

Ahora sí, transitada la primera de la Leyes expuestas, abrimos el recorrido a la siguiente Ley, la cual entenderemos a través de otra famosa frase, creada por uno de los máximos estrategas militares de la historia, que además tenía conocimientos masónicos: El General Don José de San Martin “El Libertador de América”: “El Ahorro es la base de la Fortuna”.

Frase trillada si las hay, pero mecánica e ilusoriamente comprendida desde la idea.
Por lo general, el aplicar esta frase se traduce a: “del 100% de mis ganancias, destino un x% al ahorro”.

Eso lo único que genera es que gane menos dinero, por lo tanto, es muy difícil hasta desde lo conceptual, hacer Fortuna reduciendo mis ganancias.

En realidad, esa interpretación, está ligada al concepto religioso judeo cristiano del sacrificio.
Usemos la Herramienta que rompe el Imaginario: “La Pregunta Mohebiana”, para Comprender Que Dijo en lo Dijo San Martin.

Para entender por qué el Ahorro es la Base de la Fortuna, hay que comprender de que hablamos cuando hablamos de “Ahorro”.

Primero: ahorrar por ahorrar no funciona, eso es avaricia. Para ahorrar hay que ubicar un objeto al cual alcanzar a través del ahorro. Lo que ya liga el concepto de “ahorro” a Resultado, Desde Donde, A Donde y Por Donde, coordenadas utilizadas por las Culturas Iniciáticas. (Más y mejor detalles al respecto leer “Casualizar” de José Luis Parise http://www.edipo.org).

Segundo: Hay una idea establecida de que ahorrar está ligado a ahorrar dinero. Y Ahorrar es un concepto mucho más amplio, que incluye también al dinero.

Y este segundo punto, es el que luego usaremos de Puente para Recorrer la siguiente de la Leyes que estamos Analizando en este Escrito: El Gasto.

Aunque desde la idea, parezcan Conceptos opuestos, Ahorrar está directamente relacionado al Concepto de “Producción”.

Y ahí está la clave: “Para Generar Ahorro hay que Generar Producción”.

Y ese excedente de Producción es lo que transformo en Ahorro, de esta manera, ahorrar no implica disminuir mis ganancias, por el contrario, las aumento.

Y ante esto, hay que tener muy en cuenta dos factores que mencionamos antes: El Ahorro tiene que ser en función de un Resultado a Alcanzar, y por lo tanto la Producción que Genere, también.

Ahorrar y Producir, no son conceptos únicamente ligados al dinero, uno puede “Ahorrar Energía”, “Ahorrar Tiempo”, etc, así como “Producir Bienes”, “Producir Arte”, etc.

Y a medida que avanzamos en las Develaciones, vemos el “Hilo de Ariadna” que Integra los Conceptos que estamos Recorriendo: “Si Produzco, Genero Capacidad de Ahorro y si Genero Capacidad de Ahorro, Genero Fortuna, Riqueza”, y empieza a Plasmarse la “Ley y la Cualidad” que Contiene en su Etimología la Palabra “Economía”.

Mencionamos que el Concepto y Entendimiento de lo que es “Ahorrar” es un Puente hacia la siguiente de las Leyes que estamos Recorriendo.

Así como “El Ahorro es la Base de la Fortuna”, la siguiente Ley Dice: “Para Ganar Más, Hay que Gastar Más”.

A esta altura del Escrito, estamos Atentos a que cuando nos referimos a “Gastar”, nos referimos a un Concepto que trasciende el ámbito “financiero”.

Y al igual que cuando hablamos del “Ahorro”, está en nosotros ubicar “Que es lo que vamos a Gastar para Ganar más”.

Lo cual implica nuevamente, poner estos Conceptos bajo Coordenadas Iniciáticas (Resultado, Desde Donde, A Adonde y Por Donde) con las cuales Crear “Un Plan” con que administrar mi Economía, siguiendo la Táctica y Estrategia que he Formulado en ese Plan.

Veamos esta Ley aplicada en algunos ejemplos: Quien va al gimnasio y gasta energía y caloría, gana en buen estado físico.

Quien gasta tiempo en aprender y desarrollar un oficio, gana experiencia y practica en ese oficio.
Pues con esta misma lógica está en cada uno armar la Relación “Gasto – Ganancia” y ubicar en mi psiquismo la Ley que la rija. Por ejemplo, armar la Relación “Gasto Energía, Gano Dinero”.

Ubicada estas Leyes básicas de la Economía Oculta, esas mismas Leyes que Aplicaron las Grandes Culturas Iniciáticas, Culturas que nunca tuvieron “crisis económicas”, ni “burbujas financieras”, mientras se aferraron a esas Leyes que rigen desde lo Oculto, también a la Economía.

Esas mismas Culturas que en su lenguaje no tenían la palabra “trabajo”, y con esto armamos el puente a la siguiente Ley Oculta de la Economía.

La cultura religiosa judeo cristiana del sacrificio, armo una relación psíquica devastadora para el “BienEstar” humano, cuando desde el origen mismo de sus creencias: El Génesis, el dios de estas culturas, literalmente castiga al hombre por seguir su Propio Deseo, su Curiosidad y su Intención de comprobar por Si Mismo lo prohibido por el otro, que casualmente, lo igualaba a ese dios.

Castigo que remite a “ganaras el pan de cada día con el sudor de tu frente”. Relación que arma una Ley que dicta a “mayor sacrificio, mayor ganancia”, que es muy distinta a la Ley Iniciática de “Para Ganar más hay que Gastar más”. Y si a eso le sumamos, que luego, por conveniencia de los poderosos de turno, y para mantener su poder, armaron una relación entre sacrificio y trabajo, lo que quedo inscripto en el Mito, por ende lo que rige desde el Psiquismo es que mientras más trabaje alguien, mas ganara y todo eso en base a mucho sacrificio.

Esta más que comprobado que esa relación imaginaria no se sostiene sino es desde el Mito que arma esa relación.

La gente que más sacrificios hace, la que más trabaja, por lo general es la más pobre.
Y aquellos que menos se sacrifican, que menos trabajan, son los más ricos.

O acaso ¿es la misma carga laboral y la ganancia de un empleado base que la de un gerente o un alto directivo?

Mientras la pobreza, el sacrificio y el trabajo sean un “valor” socialmente aceptado y fomentado desde las instituciones, lo que habrá cada vez es más pobreza, más sacrificios y más trabajo, pero menos ganancias.

¿Qué diferencia hay entre los “sacrificios” bíblicos o humanos que relatan algunos textos, con los sacrificios que hoy hace la mayoría de la gente para ganar un sueldo que no le alcanza, y encima cree que la solución es más trabajo, más sacrificio?

Decíamos anteriormente, que las Culturas Iniciáticas, no conocían el concepto de trabajo.
Y esto mismo es trasladable a los Iniciados de cada Cultura. ¿Alguien ha leído de un Buda trabajando? O ¿de un Cristo trabajando? Pues no.

Y ¿cuál es el Mito que está en la Base de la Enseñanza Aplicada por estas Culturas, Mito que ha de reemplazar en la Nueva Era, al mito del sacrificio y trabajo?

Recurrimos a la Cosmovisión Andina en pos de la Respuesta: El Ayni.

Y ¿Qué es el Ayni?
En nuestro vocabulario, el concepto más similar es “Reciprocidad”. La Cultura del Ayni está basada en la Circulación del Universo (vestigios de esto, se ven cuando aún hoy al dinero, también se lo conoce como “circulante”), y con esto hacemos Puente a otra de las Leyes Ocultas de la Economía: “La Economía es Circular”.

El Ayny, la Reciprocidad, implica Agradecer Eso que Recibo del Universo, Brindado al Universo algo Mejor de lo que he Recibido, armando así una Cadena de Reciprocidad que Mejora con cada Ciclo.

Esto lo vemos en la Base de una Frase Iniciática utilizada por Maestros: La Mejor Manera de Agradecer lo Aprehendido es Enseñarlo, Transmitirlo”.

De esta manera, armamos una Economía Circulante, que se Mejora Así Misma, que se Enriquece con cada Ciclo de Reciprocidad.

Una vez planteado todo lo que hemos recorrido, estamos en condiciones de Comprender la Base que Sostiene lo Escrito, que ha sido el Pre Texto para llegar al Texto.

La Ley Fundamental que Rige a la Nueva Era, y por ende, también a la Economía en la Nueva Era es: “El Ser Humano es un Ser de Luz, de Brillo”.

Y ¿qué tiene que ver la Luz y el Brillo con la Economía?

Recurramos nuevamente a una frase para Orientar el tema: “Al principio era Dios y Dios es el Logos”, así da inicio el Evangelio de San Juan.

Dios, por definición es aquel que Crea. Por lo tanto, cuando Creamos Nuestra Propia Realidad, estamos en el Camino que nos Enseñan los Legados Ancestrales de las Culturas Iniciáticas: “Llegar a Dios” no como una cosa externa a mí a la cual alcanzar, sino como Un Camino Interno, Un Estado al Cual Dirigirme: el Estado de Dios, el Estado Creador en Mi.

Y si Dios es el Logos, según manifiesta esta frase, si descubrimos de qué hablamos cuando hablamos de Logos, descubriremos de qué hablamos cuando hablamos de Dios.
Logos, quiere decir contundentemente: Verbo y Brillo.

Lo cual se ciñe con la Enseñanza de las Culturas Iniciáticas, cuando en la Base de toda Creación está el Verbo, la Palabra y Eso es lo que conduce al Brillo.

Por lo tanto “Dios es el Verbo hecho carne”, como profesa la Biblia, lo cual es lo mismo que decir: La Palabra Sutil transformada en Realidad densa.

Avancemos un Paso más, para encontrar la Relación entre Luz, Brillo y Economía.

Y la Palabra que nos da la Pauta para plantear la Base de la Economía en la Nueva Era, que además contiene lo visto anteriormente es: “Lujo”.

Y con esto abordamos la Ley Oculta que manifiesta que el Lujo está en la Base de la Riqueza, del Bien Estar del Ser Humano. Todo lo contrario al Mito que nos han vendido, he ilusamente hemos comprado, de que la base de la economía (de la vieja era) está el sacrificio y el trabajo.

Dijimos anteriormente: “El Ser Humano es un Ser de Luz, de Brillo”. Ahora además agregamos, integrándolo a la Economía: “La Economía en la Nueva Era es una Economía de Lujo”.

Veamos un ejemplo de esta situación, de cómo el Lujo atrae más Lujo, de cómo el Brillo atrae más Brillo, al igual que el Brillo de un pararrayos atrae al Relámpago.

Cuenta J.L.Parise respecto de Freud, que en plena primera guerra mundial, en plena pobreza, Freud nunca se separó de Eso que lo Distingue hasta la actualidad: Su Puro.

Aun cuando sus pacientes le pagaban las sesiones con bolsas de papas, dada la escases de dinero, Freud nunca dejó de lado lo que para él era un Lujo, su Puro. Y esto nos da la pauta de comprender otra de las Leyes que Rigen desde lo Oculto a la Economía: “La Brújula de la Economía en la Nueva Era es el Deseo y no la necesidad”. Quien se rige desde la necesidad, encontrara más necesidades. Quien se rige desde el Deseo, Se Encontrara con más Deseos.

Para comprender cabalmente lo expuesto, recurramos nuevamente al Diccionario de la Real Academia Española para encontrar el Significado de la Palabra Lujo, la cual proviene del latín “Luxus”, que tiene la misma raíz etimológica de “Lux”: Luz, Brillo.

Una de las acepciones dice: Lujo: “Todo aquello que supera los medios normales de alguien para conseguirlo”.

Y esta definición es el Broche de Oro que Integra todo lo Escrito.

Las Culturas Iniciáticas, nos Enseñan en Su Sabiduría, esa misma Sabiduría que las llevo a ser las Culturas Más Brillantes de la Humanidad, que el Ser Humano está Llamado a ser un Dios, y que Dios es el Creador de Su Propia Realidad, y que para que un Ser Humano Alcance el Estado de Dios Creando Su Propia Realidad, tiene que ubicarse un Resultado que le parezca Imposible de alcanzar, lo cual le implicara para conseguirlo atravesar “Todo aquello que supera los medios normales”, la misma definición de la Palabra Lujo.

Resumiendo:
Las Profecías Milenarias nos dicen que para Entrar a la Nueva Era, hay que hacerlo de Uno en Uno y no masivamente.

Para romper la masificación hay que cambiar los paradigmas actuales con lo que creamos realidad: política, economía, ciencia y religión.

El Nuevo Paradigma es que Soy el Generador de Mi Propia Realidad, y para Eso, me valdré de lo que en Mi Plan Considere, incluyendo a la política, la economía, la ciencia y la religión, que ahora son medios y no unos dictadores externos de realidad.

Para Generar Mi Propia Realidad me Transformo en un Ser de Luz y Brillo.

Al Transformarme en el Generador de Mi Propia Realidad, Eso también Implica Generar Mi Propia Economía.

Las Leyes que Rigen a esta Nueva Economía son:
Porque al que tiene, se le dará y al que no tiene aún se le quitara lo poco que tiene.
El Ahorro es la base de la Fortuna.
Para Ganar Más, Hay que Gastar Más.
La Brújula de la Economía en la Nueva Era es el Deseo y no la necesidad.
La Economía es Circular.
La Base de la Nueva Economía es el Ayni.
El Lujo es el Eje de la Economía en la Nueva Era.

Todo esto Visto bajo la Luz de lo que hemos Develado, nos da la pauta de que Implica Transformarme en el “Okonos” Griego, y ser el Administrador de Mis Riquezas siguiendo las Leyes antes mencionadas.

Está en cada Uno y de Uno en Uno, Enriquecer Su Vida, y ojala este Escrito Colabore con Eso en Reciprocidad a lo que he Aprehendido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s