Plantas de Poder y Hierbas Medicinales

Vídeo


Suscríbete a Tu Propio Camino: http://bit.ly/1a5QvRf
Sigue en Facebook: http://www.facebook.com/tupropiocamino.org
Sigue en Twitter: http://twitter.com/TPCamino
Sigue en Web: http://tupropiocamino.org/

Desde los albores de la Humanidad, que está a tomado contacto con las Plantas de Poder y las Hierbas Medicinales como el Peyote, la Ayahuasca, el Muérdago, etc cuyos referentes principales encabezas Culturas como Los Toltecas, Los Celtas y Escuelas como los Esenios.
En este vídeo programa Recorreremos el por qué estas Plantas son de Poder y las Consideraciones a tener en cuenta para participar de un Ritual que las Incluya.

Disfruta! Comenta! Like! Suscribe! Comparte!

El Poder Sanador de la Palabra

Vídeo


Todos los Textos Sagrados referencian a la mente como causa de las enfermedades físicas.

Los Chamanes ven a las enfermedades como una Palabra no dicha que se manifiesta en el plano denso.

El psicoanálisis postula “El síntoma muestra lo que el fantasma oculta”

En este vídeo programa develamos el por que de esas afirmaciones, y brindamos herramientas y ejercicios con que desocultar esa Palabra que desde las sombras enferma el cuerpo.

La Trampa de la Idea, La Imagen y la Cosa

Vídeo


Seguimos Develando los Secretos de Dios y del Diablo, los Secretos del Camino hacia la Transformación Personal en Ti. Ese Camino del cual Todas las Culturas Iniciáticas Mencionan es el Único en Este Tiempo: El de la Divinidad Interior.Hoy Develamos el Secreto del Secreto… ¿Qué Diferencia hay entre Idea, Imagen y la

Cosa que quiero Alcanzar? y porque es necesario que aprende a Dividir estos componentes para no caer en la trampa del Ideal.

Humanizar la Tierra – SILO – Audiolibro Completo

Vídeo


Los tres escritos en prosa poética de Humanizar la Tierra: La Mirada Interna, El Paisaje Interno y El Paisaje Humano, son tres momentos puestos en secuencia que van desde la interioridad más profunda, desde el mundo de los sueños y los símbolos, hacia los paisajes externo y humano. Se trata de un recorrido, de un deslizamiento del punto de vista que comenzando en lo más íntimo y personal concluye en apertura al mundo interpersonal, social e histórico.

La Mirada Interna
La meditación Disposición para comprender El sin-sentido La dependencia Sospecha del sentido Sueño y despertar Presencia de la Fuerza Control de la Fuerza Manifestaciones de la energía Evidencia del sentido El centro luminoso Los descubrimientos Los Principios La guía del camino interno La experiencia de paz y el pasaje de la Fuerza Proyección de la Fuerza Pérdida y represión de la Fuerza Acción y reacción de la Fuerza Los estados internos La realidad interior

El Paisaje Interno
La pregunta La realidad El paisaje externo El paisaje humano El paisaje interno Centro y reflejo Dolor, sufrimiento y sentido de la vida El jinete y su Sombra Contradicción y unidad La acción válida Proyección del paisaje interno Compensación, reflejo y futuro Los sentidos provisionales Fe Dar y recibir Los modelos de la vida El guía interno El cambio

El Paisaje Humano
Los paisajes y las miradas Lo humano y la mirada externa El cuerpo humano como objeto de la intención Memoria y paisaje humano La Distancia que impone el paisaje humano La educación La historia Las ideologías La violencia La ley El estado La religión Los caminos abiertos.

Silo El Sabio de los Andes

Vídeo


Mario Luis Rodríguez Cobos, conocido también con el seudónimo Silo, nació el 6 de enero de 1938 en Mendoza (Argentina) y falleció el 16 de septiembre de 2010. Estudió derecho y ciencias políticas.

Es autor de varios libros, cuentos, artículos y estudios relacionados con política, sociedad, psicología, semántica, espiritualidad y otros temas. Aunque él se define a sí mismo como un simple escritor, muchos de sus lectores lo consideran más bien un pensador, apoyándose en la diversidad de temas sobre los que ha escrito.

Silo es el ideólogo de una corriente de pensamiento a la que actualmente se denomina Nuevo Humanismo o Humanismo Universalista, y fundador del Movimiento Humanista como conjunto organizado que pretende plasmar en la práctica dicho pensamiento. Se puede decir que dicho pensamiento abarca la existencia, tanto a nivel personal como social. A mediados de 2002 lanzó “El Mensaje de Silo” comprendido por un libro, una experiencia y un camino. Entre el legado de sus proyectos se encuentra el impulso para la construcción de “salas de reflexión” y “parques multiculturales” en Argentina, Chile, España, Estados Unidos, Italia, India y Egipto, entre otros puntos. El dinero para construir estos parques se obtiene de donaciones voluntarias entregadas por sus seguidores para este fin.

El 4 de mayo de 1969, en Punta de Vacas, Silo habló ante unas doscientas personas reunidas en aquel paraje de la cordillera de Los Andes, siendo ésta su primera exposición pública de las ideas que, con el tiempo, formarían el basamento del Movimiento Humanista. En esta arenga, conocida como “La curación del sufrimiento”, expuso temas como la superación del dolor y el sufrimiento, el sentido de la vida, la violencia, el deseo y el placer.

A principios de los 70, y como reacción a la creciente influencia de Silo en la juventud latinoamericana, la extrema derecha chilena y sectores conservadores de la Iglesia Católica de este país emprendieron una campaña de descrédito contra Silo y sus seguidores, a los que se acusaba de constituir una secta que corrompía a la juventud.

Desde su liderazgo, el movimiento humanista en la década de los 90 inició una etapa de expansión en el mundo y la creación de frentes de acción: Partido Humanista con presencia en unos 30 países, La Comunidad para el Desarrollo Humano, una Organización no Gubernamental y el Centro de las Culturas, una asociación civil.

El 6 de octubre de 1993 Silo fue distinguido en Moscú con el doctorado honoris causa por la Academia de Ciencias de Rusia (ver). En esta ceremonia, defendió su tesis sobre las “Condiciones Predialogales”, concluyendo su presentación con estas palabras: “… no habrá diálogo cabal sobre las cuestiones de fondo de esta civilización hasta que se empiece, socialmente, a descreer de tanta ilusión alimentada con los espejuelos del sistema actual. Entre tanto, el diálogo seguirá siendo insustancial y sin conexión con las motivaciones profundas de la sociedad. Sin embargo, está claro que en algunas latitudes se ha comenzado a mover algo nuevo, algo que empezando en diálogo de especialistas estará luego ocupando la plaza pública”.

Las acusaciones de las que fue objeto Silo en los años 70, acompañaron en las décadas posteriores el desarrollo del Movimiento Humanista, que fue acusado de secta por sus detractores y medios de comunicación afines, llegando al extremo de que en 1995 una comisión nombrada por la Asamblea Francesa, de mayoría conservadora, elaboró una lista de sectas en la que incluyó al Movimiento Humanista, aunque no se formuló ninguna acusación específica contra esta organización.

Sus principales obras son: Humanizar la Tierra, Contribuciones al Pensamiento, El Día del León Alado, Experiencias Guiadas, Mitos Raíces Universales, Cartas a mis Amigos, Diccionario del Nuevo Humanismo, Habla Silo y Apuntes de Sicología I, II, III y IV. También se han editado dos tomos de sus obras completas. Estos libros se han traducido y publicado en los principales idiomas.

Hoy es considerado un “guia espiritual” por cientos de miles de seguidores en todo el mundo, mientras se mantienen las dudas y críticas por parte de otros. Él se refiere a sí mismo como un escritor y practicante de lo que llama una “religiosidad interna”. Existen muy pocas entrevistas e intervenciones en medios de comunicación.

Su nombre empezó a resonar en el histórico año 1969, en medio del revuelo social en distintas partes del planeta.Argentina respondía con una violenta represión contra todo aquel que levantaba la voz frente al sistema imperante(secuestros, torturas y asesinatos). Fue con este trasfondo de temor y violencia que el 4 de mayo de ese mismo año, un joven descendió de una humilde ermita de piedra en un risco de la montaña azotada por el viento, para entregar un mensaje de paz y reconciliación.

Página Oficial de Silo: http://www.silo.net

La Repetición – Experiencia Guiada

Vídeo


Las Experiencias Guiadas fueron escritas por Silo – Fundador del Movimiento Humanista – en la década del 80, con la intención de invitarnos a reflexionar y transitar el Camino del Conocimiento Interno.

Podríamos definirlas, como «imágenes de meditación dinámica referidas a la vida del que medita, con la intención de facilitar actividades coherentes en la vida diaria”.
La facultad de imaginar nuevas situaciones permite ampliar puntos de vista y reordenar proyectos de vida.

Las experiencias guiadas consisten en una serie de frases mediante las cuales se describe la escenografía mental en la que el practicante puede emplazarse.

Las frases están separadas por silencios prolongados, indicando la meditación sobre lo planteado en ese tramo de la experiencia, dándose la oportunidad de elaborar sus propias y personales imágenes.

Se trata de una invitación a observar en la vida diaria algunas dificultades que se pueden vencer y que están relacionadas con las propuestas de la experiencia realizada ese día.
El esquema constructivo de las experiencias guiadas, es el siguiente:

1- entrada y ambientación.
2- aumento de la tensión.
3- representación de núcleos problemáticos.
4- desenlace (u opciones de solución a los núcleos-problema).
5- disminución de la tensión.
6- salida no abrupta, generalmente desandando etapas anteriores. Esto último permite obtener una suerte de síntesis de toda la experiencia.

La temática de las Experiencias, están orientadas a:

Experiencias de Relajación y Paz.
Experiencias de Reconciliación con el Pasado.
Experiencias de ubicación en el momento actual.
Experiencias con el Guía Interno.
Experiencias de Propuestas a Futuro.
Experiencias sobre el Sentido de la Vida.
La Experiencia de Meditación de hoy es: “La Repetición”, experiencia orientada en la Reconciliación con el Pasado.

La Repetición:

Es de noche. Camino por un lugar débilmente iluminado. Es un callejón estrecho. No veo a nadie. En todo caso, la bruma difunde una luz distante. Mis pasos resuenan con un ominoso eco. Apuro el andar con la intención de llegar al próximo farol.

Llegando al punto, observo una silueta humana. La figura está a dos o tres metros de distancia. Es una anciana con el rostro semicubierto. De pronto, con una voz quebrada, me pregunta la hora. Miro el reloj y le respondo: “Son las tres de la mañana”.

Me alejo velozmente, internándome de nuevo en la bruma y la oscuridad, deseando llegar al próximo farol que diviso a la distancia.

Allí, nuevamente, está la mujer. Miro el reloj que marca las dos y treinta. Comienzo a correr hasta el farol siguiente y, mientras lo hago, volteo la cabeza hacia atrás. Efectivamente, me alejo de la silueta que permanece quieta a lo lejos. Llegando a la carrera al farol siguiente, percibo el bulto que me espera. Miro el reloj, son las dos.

Corro ya sin control pasando faroles y ancianas hasta que, agotado, me detengo a mitad de camino. Miro el reloj y veo en su vidrio el rostro de la mujer. Comprendo que ha llegado el fin…
A pesar de todo, trato de entender la situación y me pregunto repetidamente: “¿de qué estoy huyendo?… ¿de qué estoy huyendo?”. La voz quebrada me responde: “Estoy atrás tuyo y adelante. Lo que ha sido, será. Pero eres muy afortunado porque has podido detenerte a pensar un momento. Si resuelves esto, podrás salir de tu propia trampa”. (*)

Me siento aturdido y fatigado. No obstante, pienso que hay una salida. Algo me hace recordar varias situaciones de fracaso en mi vida. Efectivamente, ahora evoco los primeros fracasos en mi niñez. (*)

Luego, los fracasos de juventud. (*)

También, los fracasos más cercanos. (*)

Caigo en cuenta que en el futuro seguirán repitiéndose, fracasos tras fracasos. (*)

Todas mis derrotas han tenido algo de parecido y es que las cosas que quise hacer, no estaban ordenadas. Eran confusos deseos que terminaban oponiéndose entre ellos. (*)

Ahora mismo descubro que muchas cosas que deseo lograr en el futuro son contradictorias. (*)

No sé que hacer con mi vida y, sin embargo, quiero muchas cosas confusamente. Sí, temo al futuro y no quisiera que se repitieran fracasos anteriores. Mi vida está paralizada en ese callejón de niebla, entre fulgores mortecinos.

Inesperadamente, se enciende una luz en una ventana y desde ella alguien me grita: “¿Necesita algo?”.

–Sí –le respondo–, ¡necesito salir de aquí!
–Ah, no!… solo no se puede salir.
–Entonces, indíqueme cómo hago.
–No puedo. Además, si seguimos gritando, vamos a despertar a todos los vecinos. ¡Con el sueño de los vecinos no se juega! Buenas noches.

Se apaga la luz. Entonces, surge en mí el más fuerte deseo: salir de esta situación. Advierto que mi vida cambiará solamente si encuentro una salida. El callejón tiene aparentemente un sentido, pero no es sino una repetición, desde el nacimiento a la muerte. Un falso sentido. De farol en farol, hasta que en algún momento se acaben mis fuerzas para siempre.

Advierto, a mi izquierda, un cartel indicador con flechas y letras. La flecha del callejón indica su nombre: “Repetición de la vida”. Otra, señala: “Anulación de la vida” y una tercera: “Construcción de la vida” Me quedo reflexionando un momento. (*)

Tomo la dirección que muestra la tercera flecha. Mientras salgo del callejón a una avenida ancha y luminosa, experimento la sensación de que estoy por descubrir algo decisivo. (*)

La Protectora de la Vida – Experiencia Guiada


Las Experiencias Guiadas fueron escritas por Silo – Fundador del Movimiento Humanista –  en la década del 80, con la intención de invitarnos a reflexionar y transitar el Camino del Conocimiento Interno.

Podríamos definirlas,  como «imágenes de meditación dinámica referidas a la vida del que medita, con la intención de facilitar actividades coherentes en la vida diaria”.

La facultad de imaginar nuevas situaciones permite ampliar puntos de vista y reordenar proyectos de vida.

Las experiencias guiadas consisten en una serie de frases mediante las cuales se describe la escenografía mental en la que el practicante puede emplazarse.

Las frases están separadas por silencios prolongados, indicando la meditación sobre lo planteado en ese tramo de la experiencia, dándose la oportunidad de elaborar sus propias y personales imágenes.

Se trata de una invitación a observar en la vida diaria algunas dificultades que se pueden vencer y que están relacionadas con las propuestas de la experiencia realizada ese día.

El esquema constructivo de las experiencias guiadas, es el siguiente:

1- entrada y ambientación.

2- aumento de la tensión.

3- representación de núcleos problemáticos.

4- desenlace (u opciones de solución a los núcleos-problema).

5- disminución de la tensión.

6- salida no abrupta, generalmente desandando etapas anteriores. Esto último permite obtener una suerte de síntesis de toda la experiencia.

La temática de las Experiencias, están orientadas a:

  • Experiencias de Relajación y Paz.
  • Experiencias de Reconciliación con el Pasado.
  • Experiencias de ubicación en el momento actual.
  • Experiencias con el Guía Interno.
  • Experiencias de Propuestas a Futuro.
  • Experiencias sobre el Sentido de la Vida.

La Experiencia de Meditación de hoy es: “La Protectora de la Vida”, experiencia orientada en la ubicación del momento actual.

La Protectora de la Vida:

Floto de espaldas en un lago. La temperatura es muy agradable. Sin esfuerzo, puedo mirar a ambos lados de mi cuerpo descubriendo que el agua cristalina me permite ver el fondo.

El cielo es de un azul luminoso. Muy cerca hay una playa de arenas suaves, casi blancas. Es un recodo sin oleaje, al que llegan las aguas del mar.

Siento que mi cuerpo flota blandamente y que se relaja cada vez más, procurándome una extraordinaria sensación de bienestar.

En un momento, decido invertir mi posición y, entonces, comienzo a nadar con mucha armonía hasta que gano la playa y salgo caminando lentamente.

El paisaje es tropical. Veo palmeras y cocoteros, al tiempo que percibo en mi piel el contacto del sol y la brisa.

De pronto, a mi derecha, descubro una gruta. Cerca de ella, serpentea el agua transparente de un arroyo. Me acerco al tiempo que veo, dentro de la gruta, la figura de una mujer. Su cabeza está tocada con una corona de flores. Alcanzo a ver los hermosos ojos, pero no puedo definir su edad. En todo caso, tras ese rostro que irradia amabilidad y comprensión, intuyo una gran sabiduría. Me quedo contemplándola mientras la naturaleza hace silencio.

“Soy la protectora de la vida”, me dice. Le respondo tímidamente que no entiendo bien el significado de la frase.

En ese momento, veo un cervatillo que lame su mano. Entonces, me invita a entrar a la gruta, indicándome luego que me siente en la arena frente a una lisa pared de roca. Ahora no puedo verla a ella, pero oigo que me dice:

“respira suavemente y dime qué ves”.

 Comienzo a respirar lenta y profundamente. Al momento, aparece en la roca una clara imagen del mar. Aspiro y las olas llegan a las playas. Espiro y se retiran. Me dice:

 “Todo en tu cuerpo es ritmo y belleza. Tantas veces has renegado de tu cuerpo, sin comprender al maravilloso instrumento de que dispones para expresarte en el mundo”En ese momento, aparecen en la roca diversas escenas de mi vida en las que advierto vergüenza, temor y horror por aspectos de mi cuerpo. Las imágenes se suceden. (*)

 Siento incomodidad al comprender que ella está viendo las escenas, pero me tranquilizo de inmediato. Luego agrega:

 “Aún en la enfermedad y la vejez, el cuerpo será el perro fiel que te acompañe hasta el último momento. No reniegues de él cuando no pueda responder a tu antojo. Mientras tanto, hazlo fuerte y saludable. Cuídalo para que esté a tu servicio y oriéntate solamente por las opiniones de los sabios. Yo que he pasado por todas las épocas, sé bien que la misma idea de belleza cambia. Si no consideras a tu cuerpo como al amigo más próximo, él entristece y enferma. Por tanto, habrás de aceptarlo plenamente. Él es el instrumento de que dispones para expresarte en el mundo… Quiero que veas ahora, qué parte de él es débil y menos saludable”.

 Al punto, aparece la imagen de esa zona de mi cuerpo. (*)

 Entonces, ella apoya su mano en ese punto y siento un calor vivificante. Registro oleadas de energía que se amplían en el punto y experimento una aceptación muy profunda de mi cuerpo tal cual es. (*)

 “Cuida a tu cuerpo, siguiendo solamente las opiniones de los sabios y no lo mortifiques con malestares que solo están en tu imaginación. Ahora, vete pleno de vitalidad y en paz”.

 Al salir de la gruta reconfortado y saludable, bebo el agua cristalina del arroyo que me vivifica plenamente.

 El sol y la brisa besan mi cuerpo. Camino por las arenas blancas hacia el lago y al llegar veo por un instante la silueta de la protectora de la vida que se refleja amablemente en las profundidades.

 Voy entrando en las aguas. Mi cuerpo es un remanso sin límite. (*)